Los cielos y la tierra

Iglesia de Cristo en Constituyentes.

Los cielos y la tierra

(Salmo 33:6-9). Los cielos y la tierra llegaron a existir por casualidad o fueron diseñados y creados por Dios. Y si fue Dios, ¿con qué propósito hizo los cielos y la tierra?

I. FUERON CREADOS POR DIOS.

A. Dios lo creó todo de la nada.

1. Como dice en Salmo 33.6-9, cuando no había nada, con solo Su Palabra Dios lo hizo todo.
2. Y aunque hemos hablado mucho de esto, tengo que tocar el tema una vez más: La evolución.

a. La evolución es un error—es una falsa enseñanza y totalmente opuesto de la Biblia.
b. No estamos hablando de pequeños cambios dentro de una especie (la “micro-evolución”). Aquí estamos hablando de la “macro-evolución” que enseña que todo se hizo de la nada por sí solo. Aquí estamos hablando de la teoría que el hombre “viene del mono”.
c. Quiero mostrarles solamente un ejemplo de la importancia de esto: Si la evolución es un hecho, Jesucristo era un mentiroso y no hay redención en Él. Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo. [Mateo 19.4]
d. Cristo dijo que Dios hizo a Adán y a Eva. O sea, se refiere a lo que estaba escrito en Génesis 1 y 2 como un hecho.
e. Si ellos “se evolucionaron” de “monos” (si eran los “primeros humanos en el proceso de evolución”), Cristo dijo una mentira.
f. Así que, cualquier teoría de la evolución es falsa según la Biblia. La Escritura es muy clara en que Dios hizo al hombre en un acto especial de creación. Veámoslo en Génesis 1.

B. Dios lo creó todo milagrosamente en cuestión de días.

1. Vamos a ver algunos detalles en Génesis 1 luego (en nuestro estudio de los ángeles y también en el del pecado). Hoy solo queremos ver la creación, que fue milagrosa, rápida y aun “buena”.
2. (Gen 1.1) Cuando no había nada, la Biblia dice que Dios lo creó todo.

a. Observe que la Biblia dice que creó tanto los cielos como la tierra en este versículo.
b. Lo que sigue en Génesis 1 no es la “creación” porque Dios lo creó todo aquí.

3. En la historia de la “regeneración” que sigue, vemos seis días de 24 horas y en casi todos lo que
Dios hace es “bueno”.

a. (Gen 1.3-5) El día #1: Observe que la Biblia dice que fue “un día”.
b. Y para los que son tan inteligentes que quieren ver millones de años en este “día”, Dios dice que fue un día de una tarde y una mañana (o sea, es un día de 24 horas).
c. (v. 4) Dios dice que lo que hizo este primer día fue “bueno”.
d. Este es el patrón que vemos en lo que sigue: Son días de una tarde y una mañana, y lo que Dios hace en estos días es “bueno”.
e. Solo hay uno de los siete días que es diferente: (Gen 1.6-8) En día #2: Cuando Dios hace una expansión y la llama “Cielos” no dice que era “bueno”.
c. (Gen 1.24-31) El día #6: Dios hace vida en la tierra seca, incluyendo la creación del hombre. Así que, vemos que la Biblia dice que Dios hizo al ser humano en un día de 24 horas, y lo hizo milagrosamente. No tomó millones de años para hacerlo.

C. Dios es Creador.

1. Lo creó todo de la nada en un momento (instante) en Génesis 1.1.
2. Luego tomó seis días de 24 horas para hacer y formar lo que conocemos en la tierra y en los cielos.
3. No usó la evolución. La evolución, más bien, es un intento de explicar la creación sin la intervención de un Creador (y esto nos lleva al segundo punto para nuestro estudio hoy…)

II. SON SOSTENIDOS POR DIOS.

A. Esta verdad nos dice que la creación es algo distinto de Dios.

1. Él la hizo de la nada y por esto la creación no es Dios y Dios no es la creación.
2. Dios sostiene todo lo que hizo, entonces Él es independiente de la creación (no “es” la creación). Pablo dijo, «Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten.» [Col 1.15-17]

a. Dios está muy por encima de la creación. Dios es mucho mayor que la creación.
b. Dios en independiente y distinto de la creación.
c. Por Él toda la creación se mantiene y funciona como debe—lo sostiene y sustenta todo.

3. Entonces, no caiga en el error de las religiones orientales que enseñan que Dios es la creación y la creación es Dios. Esto se llama “panteísmo” y es completamente falso.

B. Segundo: A pesar de que Dios es completamente independiente de la creación, él también está íntimamente interesado e involucrado en la misma.

1. El error que queremos evitar aquí es el del “deísmo”.

a. En el deísmo se cree que la creación es como un gran “reloj” al cual Dios le dio cuerda y después se retiró para dejarlo funcionar (sin involucrarse otra vez).
b. Y aunque no nos llamaríamos “deístas” en este sentido, ¿cuántos de nosotros caemos en este error (y digo que sucede a menudo)? Cuántas veces decimos cosas como: “Soy tan insignificante que Dios no me querrá prestar atención. Él tiene otras cosas más importantes que hacer.” ¿Sabe cómo se llama esto? Es el “deísmo” y es un error.

2. Por supuesto Dios es grande e independiente de Su creación, pero Él también está íntimamente interesado e involucrado en la misma.

a. Si Dios se interesa en la muerte de un pájaro y el número de cabellos en nuestras cabezas, ¿cuánto más se involucra en las otras cosas más importantes de nuestras vidas? La Biblia dice, «¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.» [Mateo 10.29-31]
b. Él también está interesado e involucrado en su vida (la de usted) y aún quiere estar más involucrado que usted podría imaginarse (para bendecirle con Su presencia y Su bondad proveyéndolo todo lo que necesita para llegar a ser y hacer lo que Él quiere). Jesús dijo, «Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?» [Mateo 7.7-11]

C. Resumen: Dios es el Creador

1. Lo creó todo de la nada y lo sostiene todo con Su poder.
2. Él es independiente de la creación, pero a la vez está íntimamente involucrado en ella.
3. Ahora tenemos una cosa más para ver…

III. FUERON CREADOS CON PROPÓSITO.

A. Toda la creación existe para Dios: Para Su gloria (para glorificarlo).

1. Todo lo que hay fue creado por medio del Hijo y también para Él. Toda la creación existe para
lograr el fin que Él quiere.
2. Todas las cosas creadas existen para darle a Dios gloria, honra y poder.
Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las
cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. [Apocalipsis 4.11]

B. Pero también la creación existe para nosotros. Dios la llevó a cabo para que pudiéramos disfrutarla: «Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.« [1 Timoteo 4.1-5]

1. Recuerde que Dios es bueno—Dios es amor—y siendo así Él quiere proveer para nosotros y darnos buenas cosas (como cualquier padre a su hijo, solo es que Dios es el Padre perfecto).

a. (v. 4a) Todo lo que Dios creó es bueno y no debemos desecharlo.
b. Aquí el error que debemos evitar es el de los que dicen que todo lo material es malo.
c. La Biblia dice lo contrario: Todo lo material (todo lo que Dios hizo) es bueno.

3. (v. 4b-5) La palabra de Dios que “santificó” todo lo que Él hizo fue la palabra “bueno” que vimos en Génesis 1 cuando Dios pronunció cinco de los seis días de la regeneración “buenas”. Ahora, entonces, podemos y debemos recibirlo todo con acción de gracias y oración, porque haciendo esto reconocemos de Quien viene y en esto Él tendrá la gloria.

4. Piense en unos ejemplos:

a. La comida: Es algo que Dios hizo y es buena. La comida en sí es buena, pero el uso equivocado de ella es malo. Es el pecado de glotonería.
b. El dinero: El dinero es bueno, pero el uso equivocado de él es malo. Es el pecado que se llama avaricia: «Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.» [1 Timoteo 6.10]
c. El sexo: Es algo que Dios nos dio, es bueno y podemos disfrutarlo en el contexto del matrimonio. El uso equivocado de lo bueno aquí se llama fornicación, adulterio, homosexualidad, bestialidad, pornografía, incesto, etc. La Escritura dice, «Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios». [Hebreos 13:4]

5. La clave es sencilla: Vivir conforme a la voluntad de Dios.

a. Si usamos la creación (a nosotros—nuestra mente, emociones, voluntad, etc.—y las cosas que tenemos en nuestra posesión: casa, carro, estudios, dinero, tiempo, etc.) conforme a la voluntad de Dios, él tendrá la gloria y nosotros tendremos la “vida abundante” que Él nos prometió en Jesucristo.
b. Será una “buena” vida porque será una vida llena de Dios y de Sus bendiciones (y no estamos hablando de “prosperidad y abundancia económica”; estamos hablando de una vida plena de toda bendición espiritual en Jesucristo).

CONCLUSIÓN:

Dios es Creador.

● Él lo hizo todo (incluyendo a nosotros) de la nada milagrosamente y lo sostiene todo con Su poder.
● Esto implica (para decirlo en términos comunes y corrientes) que Dios es “Dueño de la bola” y nosotros
debemos “jugar conforme a Sus reglas”.
● Si lo hacemos, él tendrá la gloria y nosotros tendremos la gran bendición de disfrutar todo lo bueno que
Dios es y todo lo bueno que Él ha hecho.
● El que no quiere hacer esto no va a disfrutar lo bueno porque Dios lo llevará a juicio y se glorificará en darle lo que merece: La justicia.

Reconozcamos Quién es Dios (el Creador) y vivamos conforme a esta verdad.

1. Para los no creyentes: Esto implica “arrepentimiento para con Dios y fe en el Señor Jesucristo”.

a. Es reconocer Quién es Dios (Él lo hizo a usted; es “dueño” de usted) y reconocer que usted lo ha
ofendido con sus de rebelión (no ha vivido conforme a Su Ley).
b. Es mejor someterse al Señor ya (ahora) voluntariamente que tener que hacerlo a la fuerza luego. Porque si espera hasta entonces, será demasiado tarde.

2. Para los creyentes: Esto implica una vida de “arrepentimiento y fe” también porque así es cómo crecemos en la santidad (dejando de hacer lo malo y procurando hacer lo bueno—la voluntad de Dios).

Deja una respueta